Search
  • Olav Geijs

La Niña is strengthening but, where is the rain? La Niña se fortalece pero, ¿dónde está la lluvia?

La Niña continues to strengthen across the Central Equatorial Pacific as sea surface anomalies are already below the -1.0 thresholds and the negative anomalies continue to increase. An anomaly of -1.0 suggests a moderate La Niña and a greater anomaly would suggest a stronger La Niña. Right now we are on our way to a moderate La Niña, but recent models are seeing a higher likelihood of a moderate to strong La Niña at its peak around December. What would be the difference between a weak, moderate of moderate to strong La Niña? Well, the difference is that the stronger la Niña gets, the more likely the typical effects become on the regions where it normally affects.


So, if the La Niña is strengthening, why it is not raining across the ABC islands? Well, there are more factors than just La Niña to consider. You need to have the right conditions present to get rainfall, for example, a favorable MJO, the presence of disturbances, in other words the atmospheric conditions need to be favorable with the presence of some sort of disturbance in order to get precipitation, if not, La Niña won't do much. We also need to consider that every La Niña behaves in a somewhat different way and one has more impacts than others and over different areas within a certain known to be affected region during La Niña patterns. This is likely what happened in 2017, during our last La Niña, when we really saw a lack of precipitation because of the lack of disturbances over our area and also because it behaved differently from other La Niña patterns.

In the last several days, we have been having very dry conditions but we started the month wet, so what changed? We are currently under the effects of a very unfavorable MJO, that promotes sinking air, which is very stable air and suppresses the development of significant clouds over the area, which then leads to drier than normal conditions for the period which we are under the unfavorable phase. But, during the coming week, we will gradually start to exit that very unfavorable phase of the MJO and by the week of 26 October, we should start entering the favorable phase of the MJO, which should enhance the formation of cloudiness and rain activity across the region, and not only that but likely also enhance the development of a tropical cyclone or two over the western half of the Caribbean. The favorable phase of the MJO is then expected to stay around 3 weeks over the region till mid-November.

So, when could we start having some precipitation? As soon as next week (October 19-October 25) we could have different possibilities of getting some precipitation. Between Monday and Thursday, we could have different opportunities to get some shower and or thunderstorm activity as a disturbance over the western Caribbean tries to develop into first a broad area of low pressure and then possibly into a tropical cyclone. The presence of this disturbance over the region will lead to humid and unstable air over the local islands and increase the chances of precipitation. What happens after Thursday is still too early to predict but we may get a little break of a few days before chances of rain increase once again.

As mentioned before, by the week of October 26th, the favorable MJO could start entering the area, which at some point should lead to an increase of precipitation across the local region, mostly the weeks after, so we need to be a little more patient (those who are waiting for the rain) as it will eventually come. As the rains start to increase across the region and become common, the temperatures will also start decreasing, mostly during the month of November, which would also be typical for the time of the year.


La Niña continúa fortaleciéndose en el Pacífico Ecuatorial Central a medida que las anomalías de la superficie del mar ya están por debajo de los umbrales de -1.0 y las anomalías negativas continúan aumentando. Una anomalía de -1,0 sugiere una La Niña moderada y una anomalía mayor sugeriría una La Niña más fuerte. En este momento estamos en camino hacia una La Niña moderada, pero los modelos recientes están viendo una mayor probabilidad de una La Niña moderada a fuerte en su pico alrededor de diciembre. ¿Cuál sería la diferencia entre una La Niña débil, moderada o moderada a fuerte? Bueno, la diferencia es que cuanto más fuerte se vuelve La Niña, más probables se vuelven los efectos típicos en las regiones donde normalmente incide.


Entonces, si La Niña se está fortaleciendo, ¿por qué no llueve en las islas ABC? Bueno, hay más factores a considerar además de La Niña. Es necesario contar con las condiciones adecuadas para obtener lluvias, por ejemplo, una OMJ favorable, la presencia de perturbaciones, en otras palabras, las condiciones atmosféricas deben ser favorables con la presencia de algún tipo de perturbación para obtener precipitación, si no, La Niña no hará mucho. También debemos considerar que cada La Niña se comporta de una manera algo diferente y uno tiene más impactos que otros y sobre diferentes áreas dentro de una cierta región conocida como afectada durante los patrones de La Niña. Esto es probablemente lo que sucedió en 2017, durante nuestra última La Niña, cuando realmente vimos una falta de precipitación debido a la falta de perturbaciones en nuestra área y también porque se comportó de manera diferente a otros patrones de La Niña.

En los últimos días, hemos tenido condiciones muy secas pero comenzamos el mes con lluvia, entonces, ¿qué cambió? Actualmente estamos bajo los efectos de una OMJ muy desfavorable, que promueve un flujo de aire descendente, que es un aire muy estable y suprime el desarrollo de nubes significativas sobre el área, lo que luego conduce a condiciones más secas de lo normal para el período en el que nos encontramos en esa fase de condiciones desfavorables. Pero, durante la semana que viene, poco a poco comenzaremos a salir de esa fase muy desfavorable de la OMJ y para la semana del 26 de octubre, deberíamos estar entrando gradualmente en la fase favorable de la OMJ, lo que debería potenciar la formación de nubosidad y actividad lluviosa en el territorio, y no solo eso, sino también probablemente potenciar el desarrollo de uno o dos ciclones tropicales en la mitad occidental del Caribe. Se espera que la fase favorable de la OMJ permanezca alrededor de 3 semanas en la región hasta mediados de noviembre.


Entonces, ¿cuándo podríamos empezar a tener algo de precipitación? Tan pronto como la próxima semana (19 de octubre-25 de octubre) podríamos tener diferentes posibilidades de obtener algo de precipitación. Entre el lunes y el jueves, podríamos tener diferentes oportunidades para obtener algo de lluvia o tormenta eléctrica, ya que una perturbación en el Caribe occidental intentará convertirse primero en una amplia área de baja presión y luego posiblemente en un ciclón tropical. La presencia de esta perturbación en la región conducirá a un aire húmedo e inestable sobre las islas locales y aumentará las posibilidades de precipitación. Lo que sucederá después del jueves todavía es demasiado pronto para predecirlo, pero es posible que tengamos una pequeña tregua de unos días antes de que las posibilidades de lluvia aumenten una vez más.

Como se mencionó anteriormente, para la semana del 26 de octubre, la OMJ favorable podría comenzar a ingresar al área, lo que en algún momento debería conducir a un aumento de la precipitación en la región local, principalmente las semanas posteriores, por lo que debemos ser un poco más pacientes (los que están esperando la lluvia) ya que eventualmente vendrá. A medida que las lluvias comiencen a aumentar en la región y se vuelvan comunes, las temperaturas también comenzarán a disminuir, principalmente durante el mes de noviembre, que también sería típico de la época del año.


1,162 views